JUAN, El Proceso Creativo

Escrito por 

En portada Pesadillas, insomnio a las 4:30 am, el nombre de una colección, una idea surreal en la cena, un trago de ginebra en alguna ciudad desconocida, una noche de amigos en casa o una aparición abstracta en la mitad de un sueño.

JUAN1

Nunca ha existido una estructura que se repita en el momento de diseñar en JUAN; desde un sabor ácido hasta un concierto de italo-disco hacen que surjan las colecciones, ediciones, y la comunicación de marca cada día. Suena el silencio en este momento y corro escapando de una situación para redactar este texto. Siempre el mundo habla de inspiración, a veces me pregunto qué significa. Si inspiración es una variable subjetiva de lo que nos está pasando en el presente, en JUAN podemos tener varias en este momento, y si es algún término filosófico más allá de lo que sentimos, entonces no existe. 

ROPAJUAN3{gallery}Galerias/juan1/{/gallery}

JUAN2

A veces me gusta pensar en lo que no me gusta pensar, a Vivi le encanta jugar a transgredir lo que actualmente se "ve bien" e ir más allá. A veces es divertido diseñar algo tan sencillo que piensas que ni siquiera lo hiciste, y otras veces es divertido sobreproducir una idea e ir simplificándola hasta llegar a una camisa blanca con botones negros. La estructura de las ideas fluctúan y se modifican según lo que nos pasa cada día.

JUAN3

Caminamos en la calle y algún homeless que tiene doce capas en colores malteados con cientos de texturas aparece. Una multitud de colores saltando en trescientas mil personas, a 41˚C, en un festival en California, mientras Gogol Bordello rompe botellas en el escenario. Una expedición en la finca con Vivi, sumergidos 30cms en un río congelado: la textura del agua, el reflejo de la ramas y la montaña empinada. Una historia de circuitos rotos,  y una noche de invierno en Buenos Aires. Todas estas son las situaciones de donde finalmente surgen las historias, ideas, imágenes y diseños que forman proceso de creación de JUAN.

juantm5

{gallery}Galerias/juan2/{/gallery}

JUAN4

Una mañana en la oficina: salimos juntos a tomar un té y a tener una reunión de diseño. Es una charla muy divertida donde salen las experiencias de los dos, donde hablamos de lo que hicimos en la colección de Invierno pasada, y donde divagamos un poco acerca de los referentes que están marcando tendencia alrededor del mundo. Solo hablamos, en este momento no dibujamos. Concluimos después de varias horas el concepto de la colección. Días después ese concepto se convierte en bocetos, que un poco más tarde se vuelven dibujos, se tachan, se modifican y se redibujan en el computador hasta que después de mucho reinventar y gracias al talento de Vivi, pasan a ser planos limpios y exactos. Ese mismo día pasan a manos del Jefe de Producción de la marca, quién se encarga de la siguiente etapa de tecnicismos y otras arduas labores. Es bonito pensar que de este proceso nos encargábamos nosotros mismos hace unos años.

Fichas técnicas, curvas de tallas y muchos micro procesos hasta ahora comienzan.

Por otro lado y casi simultáneamente hay una evolución a nivel conceptual. Se empieza a desarrollar la imagen y la comunicación que constituyen todo el eje de la colección. Pensamos en la campaña principal. Yo la diseño de la mano de Vivi y  después se la traduzco al equipo creativo con el que trabajaremos en este proyecto. Con ellos proponemos el desarrollo, el storyboard y desglose de fotografías de campaña, producto, comunicados, videos y cualquier nueva forma editorial que surja. Todo comienza a tomar cuerpo, a SER.

Después de varias sesiones de brainstorming me reúno con mi asistente de diseño y le cuento el concepto y la estructura para el desarrollo. De aquí salen ideas que después se vuelven imágenes, comunicados, mails, posts, copies y créditos para todos los canales de comunicación de la marca. Son muchos los ejercicios creativos, unos muy divertidos que no salen al aire, y otros que se desarrollan y diagraman con el mercadeo de marca. A partir de acá mi asistente con ayuda del coordinador general se encargan de que los pasos siguientes se cumplan. No me extenderé más en puntos tan específicos del demente proceso que pasa durante tantas veces en la historia de la marca. Historias dementes, cuerdas y a veces surreales se tornan en ideas de diseño que se vuelven realidad.

juantm6

{gallery}Galerias/juan3/{/gallery}

JUAN5

Historias se vuelven productos y estos productos se vuelven imagen. Estas imágenes se multiplican y vuelan en un cosmos digital e impreso. Llegan a nuestros amigos y clientes en múltiples formas, colores, texturas, materiales y matices. Son estas las experiencias las que al final diseñamos, y es este proceso el que al final nos hace felices. Los comentarios, los momentos que nos cuentan los asesores de ventas en las tiendas, las historias en los vestidores, la experiencia final de cada cliente, las sonrisas al abrir las bolsas de regalos JUAN y la retribución al trabajo en equipo.

Esto es solo una parte del proceso creativo del proyecto que nos hace soñar, deambular, nos motiva, nos enloquece y nos deja diseñar lo que queremos construir en el futuro. Un juego de procesos, un mundo de cuentos que se vuelven reales y una demente lista de ideas son las que finalmente se convierten cada día en JUAN, el nombre del personaje imaginario y real de nuestra marca.

www.juan.com.co